Silvia Derbez, la dama del melodrama

silvia derbez lazos de amor

Doble celebración

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, por ello, aprovechando la ocasión, recordaremos a una de las figuras más grandes dentro de la industria de las telenovelas en México, pues su fecha de nacimiento coincide con el mencionado día y este 2022 estaría cumpliendo 90 años. Nos referimos a la gran Silvia Derbez.

Originaria de San Luis Potosí, Silvia Derbez fue alumna del maestro de actuación japonés Seki Sano. Se inició en el medio artístico a temprana edad. Sus primeras intervenciones fueron dentro de la pantalla grande pero sería la televisión el medio que sin lugar a dudas la consagraría como una eminente actriz.

Un experimento llamado Senda Prohibida

Con un nombre ya conocido en la industria cinematográfica y tras participar en varios teleteatros, en 1958 Silvia Derbez se convierte en la primera protagonista-antagonista dentro del género que en ese momento estaba naciendo: la telenovela.

Senda Prohibida nació como un experimento ideado por la escritora Fernanda Villeli, quien tomó como referencia las radionovelas que se transmitían en la XEW. Para llevar a la pantalla algo similarmente intenso, había que rodearse de un buen equipo, de modo que Silvia Derbez fue por decirlo de alguna manera “el conejillo de indias” encarnando a Nora, una joven secretaria que es movida por la ambición.

El personaje fue polémico para la época, pues se trataba de una muchacha que se vale de su belleza y juventud para tener un mejor nivel de vida. Manejaba una dualidad escénica, ya que era la protagonista de la historia pero era una mala mujer. Al final se arrepiente de su conducta y del daño que provocó.

silvia derbez boina senda prohibida

Paso ascendente dentro de las telenovelas

Después de lograr un personaje relevante en Senda Prohibida, Silvia actuaría en Un Paso al Abismo. Si bien, esta historia no tuvo tanta fuerza como la anterior, es aquí donde da inicio el arquetipo de la protagonista como una mujer buena que sufre por adversidades de la vida. Este rol poco a poco la iría colocando dentro del gusto del público.

silvia derbez un paso al abismo

Los años 60 vieron a esta actriz ir ascendiendo dentro del llamado melodrama casero con papeles protagónicos, cobrando con ello relevancia en el espectáculo mexicano. Con su trabajo logró convencer en el manejo del drama de una forma excepcional principalmente por su facilidad para llorar y hacerlo de una manera tan natural.

En 1966 Valentín Pimstein produce María Isabel, historia donde Silvia Derbez encarna a una joven indígena. La protagonista, por una mala jugada del destino, tiene que trasladarse a la capital donde hace pasar por propia a una niña huérfana y se enamora de un hombre rico con el cual al final logra vivir feliz por siempre.

silvia derbez maria isabel

Le seguirían un par de historias más, pero 1968 representa su paso a primera actriz con la telenovela Cruz de Amor. A pesar de tener en ese momento 36 años, Derbez representó a una mujer de edad avanzada que trabaja como sirvienta y que hace todo lo humanamente posible para complacer los caprichos de su hija, la cual se avergüenza de ella.

silvia derbez cruz de amor

Títulos como Ángelitos Negros (1970), La Recogida (1971), El Amor Tiene Cara de Mujer (1971), Ana del Aire (1973) y Mamá Campanita (1978) nos mostrarían más brillantes actuaciones de quien para ese momento ya era una de las caras favoritas de los melodramas. Silvia Derbez supo llegar a la esencia de lo que es la telenovela, manejando una gama de emociones que llegaban al alma del espectador.

silvia derbez mama campanita

Protagonista de telenovelas didácticas

Al estar ya consolidada en televisión, la productora Irene Sabido escoge a Silvia Derbez para encabezar un proyecto de telenovelas didácticas. Estas historias estaban orientadas principalmente a crear conciencia sobre diversos problemas sociales.

Ven Conmigo de 1975 fue la primera telenovela de dicho concepto. En ella, Silvia Derbez llevó el papel de Caridad, una maestra de un pueblo que está dedicada a la enseñanza y su vida personal pasó a un segundo plano. El trasfondo de esta historia fue hablar de la importancia de la alfabetización.  

Acompáñame de 1977, tuvo como tema central la planificación familiar. En ella pudimos ver a Silvia en el papel de Amanda, una mujer con una vida que parecía perfecta hasta la muerte de su marido, pero que a pesar de las adversidades ayuda a su familia.

silvia derbez acompaname

Por último, cerró la trilogía de telenovelas didácticas con la titulada Vamos Juntos. En ella encarnó a una brava mujer llamada Lupe Pistolas. Lupe tiene una vida muy pesada donde tiene que atender a su marido y a todos sus hijos. Se olvida de ella misma, hasta que encuentra un nuevo rumbo al entrar a la escuela y se convierte en maestra. Con su logro, Lupe siente que su vida triste y sin sentido quedó en el pasado y que ahora tiene un motivo para ser feliz.

silvia derbez lupe pistolas vamos juntos

Silvia Derbez, una verdadera primera actriz

El título de primera actriz no es algo que se deba tomar a la ligera, y doña Silvia Derbez es el claro ejemplo. Los años siguieron pasando, pero eso no significó que su carrera fuera en descenso, al contrario, su experiencia dentro del melodrama le representó la oportunidad para representar correctamente papeles acorde a su edad apoyando a las nacientes actrices protagónicas.

Podemos mencionar dos casos particulares. En 1989 compartió créditos con Victoria Ruffo en Simplemente María, historia donde dio vida a doña Matilde y en 1995 formó parte de Lazos de Amor como Milagros, la abuela de Nicolás (Luis José Santander) y protectora de María Guadalupe (Lucero).

Para 1997 tendría el que sería su último papel protagónico dentro de la historia Los Hijos de Nadie. Esta fue una producción de Miguel Sabido en la cual llevó el personaje de doña Leonor, una mujer que para superar la tristeza de haber perdido a su hija y su nieta decide ayudar a una casa hogar.

Después se le vio trabajar en La Usurpadora de 1998 y en Infierno en el Paraíso de 1999, ambas historias llevando un rol de reparto, pero respetando su categoría de primera actriz.

En el año 2001 intervendría por última vez en una telenovela. Su participación en La Intrusa quedó inconclusa debido a su enfermedad, la cual a la postre la haría fallecer el 6 de abril de 2002, pero dejando un legado importantísimo dentro del mundo de las telenovelas.

silvia derbez verde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.