Los Ricos También Lloran. Crítica final

los ricos tambien lloran final mariana claudia martin luis alberto sebastian rulli boda

Gran decepción

Con un final de viernes acabó la versión 2022 de Los Ricos También Lloran por Las Estrellas. Esta adaptación fue concebida como serie para el proyecto Fábrica de Sueños pero extrañamente y contrario a su esencia, tuvo una duración extendida de 60 capítulos. Con este problema de identidad no quedó ni como serie ni como telenovela.

Los Ricos También Lloran original de Inés Rodena fue producida por Carlos Bardasano quien acababa de triunfar con Si Nos Dejan. Las adaptadoras fueron Esther Feldman (El Dragón) y Rosa Salazar (Amor Dividido) con Marisel Lloberas (El Dragón), Fermín Zúñiga (Amor Dividido) y Daniela Richer (El Dragón).

La nueva propuesta tomó elementos de la original Los Ricos También Lloran de 1979 con Verónica Castro y Rogelio Guerra, y también de María la del Barrio de 1995 con Thalía y Fernando Colunga.
2022-Instagram-La Hora de la Novela
(Spoilers) En el capítulo final Soraya (Fabiola Guajardo) tiene a Betito (Andrés Baida), Luis Alberto (Sebastián Rulli) y Mariana (Claudia Martín) cautivos y les confiesa todas sus maldades. Después intenta quemarlos pero ella es la que muere envuelta en llamas. Diego (Mario Morán) lleva a Guadalupe (Mimí Morales) a la playa y ella muere en sus brazos. Santiago (Diego Klein) le regala un salón de belleza a Britni (Lore Graniewicz). Luis Alberto y Mariana renuevan sus votos matrimoniales y ella le revela que está embarazada.

los ricos tambien lloran soraya montenegro quemada final fabiola guajardo

Se cayó en el camino

Los Ricos También Lloran tuvo un arranque prometedor con una pareja protagónica atractiva y un elenco de soporte bastante decoroso, sin embargo, a lo largo de su desarrollo, su circunstancias inverosímiles y tramas secundarias poco interesantes fueron minando sus esfuerzos.

Salvo por la bella canción de entrada, todo en Los Ricos También Lloran lució frío. Aquí la lección fue que no es buena idea meter con calzador una historia romántica melodramática al formato de serie aun y por más deslumbrante que pueda estar la producción. Aún no estamos acostumbrados a digerir toda la fantasía -por ejemplo del resurgimiento de Soraya- en un formato que no sea una telenovela tradicional. Extrañamos la música melodramática, la edición intensa, los zooms climáticos y todos esos elementos que hacen que una telenovela sea una telenovela.

Fueron muy notorias los cambios en los diferentes segmentos de esta telenovela. Empezó bien, luego comenzó a aburrir, después levantó de nuevo hasta el atentado de don Alberto (Guillermo García Cantú) y posteriormente volvió a decaer gracias a las desangeladas tramas y participaciones del elenco secundario. Para la segunda parte donde el hijo de Mariana y Luis Alberto ya es adulto, las adaptadoras le metieron el acelerador para iniciar, desarrollar y terminar la venganza de Soraya en los últimos 15 capítulos. No hubo tiempo para apreciar los nuevos personajes. Además, en la transición entre la primera y segunda parte quedaron muchas cosas no resueltas. Vaya, hasta omitieron dar una simple explicación de la ausencia del perro Pulgoso que en la primera parte significó tanto para Mariana.

Luis Alberto, Mariana y Soraya

Aunque la historia original es una variación de la de Pigmalión de George Bernard Shaw, en esta adaptación hicieron del protagonista un hombre traumado, apocado ante su padre, ludópata y fácilmente manipulable solo para justificar el título de la telenovela. Fue muy difícil empatizar con Luis Alberto y media telenovela se ganó el calificativo de “idiota”.

Mariana inicialmente encantó por su frescura pero luego pasó a segundo plano. Ni el cambio de look de la segunda parte le favoreció.

Muchas de las críticas a la producción giraban en torno al personaje de Soraya que fue de lo calculadora en la primera parte hasta el paroxismo de la segunda parte. Fue un gran error haberle dejado ese nombre creado por Carlos Romero y que Itatí Cantoral inmortalizó en María la del Barrio. Simplemente a esta villana de 2022 no le quedaba utilizar las misma frases de aquella telenovela de 1995. La Guajardo hizo lo que pudo con su torpe Soraya pero dudamos de que el personaje tenga alguna trascendencia en su carrera.

Bola de ridiculeces

Los Ricos También Lloran fue una telenovela muy tramposa. Hubo muchas situaciones donde las cámaras de seguridad “casualmente” funcionaban cuando les convenía a ciertos personajes.

Los villanos tenían el don de estar en el lugar preciso a la hora indicada. Basta con recordar que Soraya supo exactamente el lugar y el momento en que Betito iba a pasar con su moto para que ella pudiera aventar a Alicia frente a él.

Además, quienes se supone que deberían proteger a la familia Salvatierra como Becerra (José Luis Franco) y un ejército de abogados no sirvieron para nada. Nadie se enteró cuando Soraya salió de la cárcel. Posteriormente los asesores legales de la empresa brillaron por su ausencia y a nadie se le ocurrió impugnar un documento firmado de forma fraudulenta.

Es muy inverosímil que los ricos de esta telenovela pusieran tan poco atención en cuidarse a sí mismos, tanto en su seguridad personal, su salud y hasta en sus empresas donde cualquiera podía entrar como perro por su casa.
Twitter La Hora de la Novela
Otra gran falta de esta historia fue el prácticamente nulo trabajo de caracterización para representar el paso de los años. Todos lucieron casi iguales y hasta el abuelito de Britni quien 18 años en el pasado tenía casi un pie en la tumba, al final de la telenovela seguía vivito y coleando.

Personajes ajenos

No recordamos una telenovela donde abundaran personajes de relleno tan poco interesantes como todos los “árboles” de Los Ricos También Lloran. Uriel (Rubén Sánz), Sofía (Thali García), Patricia (Michelle Jurado), Felipe (Antonio Fortier), Diego (Mario Moran), Guadalupe (Mimi Morales), el chico que servía café, etc. nada tenían que hacer en la historia y sus intervenciones eran ideales para cambiarle de canal.

Muy verde nos pareció la actuación de Andrés Baida en un personaje clave para el desarrollo de la segunda parte. Aquí no vimos ni que se enamorara de Soraya ni mucho menos de Roberta (Estefi Merelles), la nueva Alicia.

Lo bueno

Dentro de las novedades de esta adaptación nos pareció interesante la propuesta de que Soraya y Mariana fueran medias hermanas. También la inclusión de Britni y sus problemas familiaraes. Hubo momentos en que ella junto con Santiago desbancaron a la pareja principal.

Los actores consolidados cumplieron con sus personajes. Bien por Guillermo García Cantú, Alejandra Barros, Azela Robinson y Lore Graniewicz. De los nuevos el único que sobresalió fue Diego Klein quien hasta ya consiguió nueva telenovela.

Calificación final: 6

Disfruta todos nuestros artículos sobre Los Ricos También Lloran dando click en su logo:
los ricos también lloran 2022 logo chico

5 Comentarios

  1. Óscar dice:

    Y 6 es mucho…

  2. Sarah dice:

    Es una historia como tantas, con sus fallas y aciertos pero entretuvo a muchos, que es lo más importante en estos tiempos que estamos viviendo yo le doy un 8

  3. Carmen dice:

    Me encantó esta novela. No estoy de acuerdo con su crítica. Me entretuvo. Esperaba la hora para poder verla. Por you tube o Telegram. Sobresalieron los personajes. Principalmente Sebastián Rulli excelente actor y Claudia Martín.

  4. Pedro Liendo dice:

    Una falta de respeto la telenovela, mal escrita, situaciones inverosimiles, soraya era omnipotente estaba en todos lados y nadie la veia, respecto a lo que mencionas sobre la escena de betito y alicia cosa absurda como soraya supo que iba a estar en ese preciso momento, además era tan absurdo la seguridad, cuando dejaban manejar una moto betito parecia el guardaespaldas en vez de ser el protegido, bien mala la novela yo le doy un 3

  5. anysia dice:

    une serie buena pero con torpeza de escenarios y falta de credibilidad en los hechos que ocurren en esta serie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.