Mujer de Nadie. Crítica de la semana de estreno

mujer de nadie logo grande

Una alfarera en apuros

Amarte es Mi Pecado (2004), la penúltima telenovela de Ernesto Alonso, fue seleccionada por la productora Giselle González para ser reversionada en el horario de las 9:30 de Las Estrellas. Su nuevo nombre es Mujer de Nadie y la versión y libretos corren a cargo de los argentinos Leonardo Bechini (Imperio de Mentiras) y Claudio Lacelli (Cuna de Lobos 2019) junto con María Elena López (Imperio de Mentiras).

Mujer de Nadie es protagonizada por Livia Brito y Marcus Ornellas. En el reparto también figuran Arap Bethke, Cynthia Klitbo y Azela Robinson. La historia se sitúa en el estado de Puebla en el marco de la industria de la cerámica de Talavera.

En la primera semana vimos que Lucía (Livia Brito) pierde a su padre y su mundo se pone de cabeza cuando el malvado Heriberto Valdepeña (Roberto Soto) intenta violarla. Casualmente Fernando (Marcus Ornellas) la auxilia y se interesa por ella. Lucía tiene que dejar su pueblo y se va a vivir a Puebla a casa de su tía Alejandra (Azela Robinson) sin saber que es la madame de un prostíbulo de lujo. Fernando sigue apoyándola y eso causa un problema entre Lucía y su malvado novio Alfredo (Arap Bethke).
mujer de nadie marcus ornellas desnudo carmen aub roxana fernando

El deseo mueve la trama

En Mujer de Nadie se le ha dado una importancia mayúscula al sexo. Si bien en la historia original la protagonista es deseada por cuanto hombre se cruza en su camino y eso es la causa de su desdicha, en esta nueva versión muchos de los personajes parecen perros en celo. El protagonista tiene una amante de planta, la tía Alejandra tiene una casa de citas, Pilar (Verónica Merchant) es prostituta, Gertrudis (Rosa María Bianchi) tiene un joven amante, vaya hasta a Isaura (Cynthia Klitbo) cae rendida ante la presencia de un hombre sexy.

Lucía es una mujer dulce y trabajadora que quiere salir adelante vendiendo sus creaciones de cerámica de Talavera. Por momentos a causa de su ingenuidad proyecta fragilidad pero cuando es agredida es capaz de sacar las garras para defenderse. Hasta ahora los hombres que quieren algo con ella son: Fernando, Alfredo, Heriberto (Roberto Soto), Leonardo (Ignacio Tahhan) y Rafael (Plutarco Haza).

El mundo de Fernando, el protagonista, está formado por lo que sucede en su empresa de transporte y en su casa con su madre y hermanos al menos hasta que aparece Lucía. Ella llega a desestabilizar la relación que tenía con su amante Roxana (Carmen Aub) y también con su hermana Michelle (Alexa Martín) quien es la segunda novia de Alfredo. Paulina (Juanita Arias), la hermana de su socio, está enamorada en secreto de él.
2022-Instagram-La Hora de la Novela

Lo bueno

Mujer de Nadie es un melodrama tradicional que intenta lucir moderno. Tenemos una protagonista llena de problemas muy fuertes y una historia de amor que se irá cocinando poco a poco.

También tenemos una verdadera galería de villanos de todo tipo. Bien por Cynthia Klitbo como la interesada Isaura, Roberto Soto como el sexoso Heriberto y Rosa María Bianchi como la terrible Gertrudis. Además Francisco Pizaña en su papel de policía corrupto tiene buena química tanto con Klitbo como con la Bianchi.

La vida secreta de Casilda en esta versión fue adaptada de una manera muy inteligente y adecuada a los tiempos. En la versión anterior el personaje se excitaba viendo películas pornográficas en videocasetes, ahora la Casilda de María Penella se graba de manera sexy y con un antifaz para subir los videos a un sitio para adultos de Internet.
Twitter La Hora de la Novela

Lo malo

Marcus Ornellas todavía nos recuerda a Martín Guerra de Si Nos Dejan. Sus expresiones, la nobleza de su personaje, hasta la forma en que comenzó su relación con Lucía a través de llamadas y mensajes de texto es similar a como lo hizo su personaje con la protagonista de la otra telenovela.

La nueva personalidad que le dieron a la tía Alejandra Madrigal es bastante sosa. Aunque respetamos el trabajo de Azela Robinson, su Alejandra fue concebida como una fría esfinge que apenas gesticula. Además es inverosímil que hasta ahora muestre un amor casi enfermizo por su sobrina siendo que toda la vida la tuvo a corta distancia en un pueblo cercano.

Hay una serie de subtramas secundarias que o no tienen la suficiente fuerza o que los actores involucrados no parecen los adecuados para sacarlas adelante. En primer lugar tenemos a Diego (Sergio Bonilla), el amigo y socio de Fernando. No resulta creíble que un personaje tan poco inteligente (en el capítulo 1 unos delincuentes le vieron la cara), visceral y golpeador de mujeres sea tan cercano a Fernando que es pura bondad. Después tenemos a Carlos, el berrinchudo hermano de Fernando interpretado de una manera exagerada por Luis Arrieta. Este personaje es envidioso y arrebatado y se supone que le causará muchos dolores de cabeza a Fernando. Por último tenemos a una desangelada Paulina que siendo una profesionista exitosa se deja golpear por su hermano Diego sin ponerle un alto. Eso sí que nadie se las cree.

Dirección y música

La dirección de escena está a cargo de Juan Pablo Blanco y Fabián Corres. En su estilo de dirigir parece ser que dejan a los actores hacer lo que quieran, hasta improvisar, pero lo malo es que muchos en el elenco no están realmente preparados para ello. Se nota una diferencia abismal entre los figurones como la Klitbo y la Bianchi con muchos otros miembros del reparto con menos experiencia. Ojalá que los directores ajusten las riendas en cada escena y pongan más atención para evitar errores pues hasta hubo una ocasión en que el personaje de Livia Brito le dijo Alejandro al personaje de Leonardo.

El tema de entrada llamado Divina Maldición interpretado por María León es bastante pegajoso pero nos recordó al de la telenovela Teresa.

Calificación inicial: 8

Disfruta todos nuestros artículos sobre Mujer de Nadie dando click en su logo:
mujer de nadie logo chico

2 Comentarios

  1. Susana dice:

    Yo me quedo con Amarte es Mi Pecado diez veces. Giselle es de lo mejor que hay en Televisa en la actualidad pero el señor telenovela era de lo más clásico de la época dorada de las telenovelas. Y francamente hay algo de esta historia que nomas no me convence. A Giselle le fue mejor con el libreto de Yo No Creo En Los Hombres.

  2. Pedro dice:

    Pésimo final poco original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.